-Integrantes: Cynthia Alcaíno R. Alan Ayala V. Karina Lange G. -Curso: Agentes vivos de enfermedad más prevalentes en Chile. (Año 2006)

jueves, junio 15, 2006

Signos y síntomas


1.- Enfermedad Meningocócica:

- Meningitis: es la inflamación de las meninges (capas de tejido conectivo; piamadre, duramadre y aracnoides que protegen y cubren al sistema nervioso central, que además contienen líquido cefalorraquídeo), esta enfermedad puede desarrollarse en forma asintomática o como patologías no severas, pudiendo llegar a ser mortal.
La meningitis se manifiesta de forma brusca, con fiebre muy alta, sudoración, malestar general severo, dolor de cabeza intenso, irritabilidad, náuseas, vómitos, erupción de pequeñas manchas púrpuras en la piel, llamadas petequias (fotografía nº2), intolerancia a la luz (fotofobia), rigidez del cuello, alteraciones en el estado mental y convulsiones. Los niños pequeños pueden tener sólo signos inespecíficos, como vómitos y fiebre.
Con el examen físico se pueden observar distintos signos, como la presión sanguínea baja, frecuencia cardiaca rápida, rigidez en el cuello y posible erupción.
Los síntomas pueden aparecer dos a diez días después de la exposición, pero generalmente en un plazo de cinco días.

- Meningococcemia: ocurre cuando el meningococo N. meningitidis invade el torrente sanguíneo, por lo que se produce una inflamación de los vasos sanguíneos, los cuales se rompen y producen hemorragias, además se puede continuar con una coagulación intravascular diseminada devastadora con shock, junto con la destrucción bilateral de las glándulas suprarrenales (síndrome de Waterhouse-Friderichsen)
La meningococcemia se manifiesta por lo general cuando
el paciente inicia un cuadro clínico brusco, rápido, caracterizado por fiebre alta, escalofríos, malestar general, postración y hay manifestaciones se sangrado dentro de la piel con manchas pequeñas de color rojas púrpuras o rojo-violeta, las cuales se diseminan por todo el cuerpo, las cuales tienden a progresar en número y tamaño, con las horas. El tejido de esas áreas puede tornarse necrótico o gangrenoso.
Si la enfermedad avanza, el paciente presenta presión arterial baja, la circulación sanguínea se vuelve insuficiente, además se presenta hemorragia en diferentes órganos del cuerpo y el paciente termina en un shock y muerte.

- Bacteriemia: esta enfermedad puede persistir por días o semanas, y los únicos signos de infección son: febrícula, artritis y lesiones petequiales.

- Meningoencefalitis: se presenta con cefalea, dolor en la región cervical, rigidez de nuca, fotofobia, irritabilidad, convulsiones, confusión mental, somnolencia, petequias y púrpura palpable, obnubilación y otros rasgos de afectación meníngea, y puede evolucionar hacia el coma profundo y la muerte.
Ataca a personas de cualquier edad, y si no es tratada llega a ser mortal.


2.- Neumonía:
es una infección o inflamación grave en la que los sacos de aire se llenan de pus y de otros líquidos. El comienzo de la neumonía bacteriana puede variar de gradual a repentino. En los casos más agudos, el paciente puede sufrir escalofríos agitantes, le pueden rechinar los dientes, y puede sufrir dolor agudo en el pecho y tener una tos que produce esputo de color verdoso. La temperatura corporal aumenta y el paciente suda profusamente y la frecuencia de la respiración y del pulso aumenta rápidamente. Los labios y las bases de las uñas pueden tener un color azulado a causa de la falta de oxígeno en la sangre. El paciente puede estar confundido o delirante.


3.- Artritis: e
s una infección del líquido de la articulación sinovial y de los tejidos de una articulación. La infección suele llegar hasta la articulación a través de la sangre. El examen físico, puede mostrar una acumulación de líquido alrededor de la articulación, y ésta puede mostrar sensibilidad al ser presionada suavemente y puede presentar calor y enrojecimiento.
Las articulaciones que con mayor frecuencia resultan afectadas por la artritis son: las de la rodilla, cadera, hombro, codo y muñeca.

Los síntomas son los siguientes: fiebre, dolor en las articulaciones (generalmente severo), hinchazón en las articulaciones, enrojecimiento y calor en la zona afectada, vómitos, dolor de garganta y, o dolor de cabeza.


4.- Uretritis: es la i
nflamación e irritación de la uretra. Esta enfermedad es más frecuente en el hombre que en la mujer.
Los síntomas que se manifiestan en esta enfermedad en los hombres son: micción dolorosa, aumento de la frecuencia urinaria, fiebre (raramente), sensibilidad, prurito o inflamación en el área de la ingle o del pene, secreción del pene (generalmente moderada, amarilla o clara y puede ser purulenta), dolor durante la relación sexual o en la eyaculación y sangre en la orina o en el pene.
En las mujeres aparece micción dolorosa, aumento de frecuencia urinaria, fiebre, escalofríos, náuseas, vómitos, dolor en el abdomen, secreción vaginal, y además aparecen enfermedades como la cervicitis, salpingitis, y la enfermedad inflamatoria pélvica. Estos síntomas podrían provocar problemas de fertilidad, embarazo ectópico y complicaciones en el embarazo (aborto espontáneo, parto pretérmino, ruptura prematura de membranas, infección fetal, infección posparto).

Fotografía nº2: La erupción en la meningitis causada por Neisseria meningitidis, típicamente presenta petequia y manchas color púrpura. Referencia:

http://www.mja.com.au/public/issues/176_08_150402/bea10248_fm.html